Búsqueda global

Establece la posición actual
Unirse A
Cerrar Sesión
user image
Mi perfil
Cerrar sesión
While we do our best to ensure the accuracy of our listings, some venues may be currently temporarily closed without notice. Please confirm status on the venue website before making any plans.

Mejor para los niños en Nueva York

, 40 Opciones disponibles

Un espacio color esmeralda emplazado en medio de la jungla de cemento que es Nueva York, Central Park está situado en el corazón del distrito de Manhattan. Sus caminos laberínticos y sus calles serpenteantes se extienden desde Midtown hasta llegar a Harlem. El parque fue creado en 1857 por Frederick Law Olmstead y Calvert Vaux, quienes soñaron con ver un vasto espacio verde en el centro de la isla. Con una superficie impresionante de 341.15 hectáreas, el parque está rebosante de vida y actividad durante el día, y la variedad de capas y colores de la ciudad se despliegan a sus pies. En el parque conviven 21 campos de juego, diversas fuentes ornamentadas y esculturas, un sinfín de puentes y arcos, y la promesa de un descanso merecido en medio de una ciudad caótica. Entre las atracciones del parque se destacan la fuente Bethesda, el Jardín del Conservatorio, el Castillo Belvedere, y el Zoológico de Central Park.

Este pequeño pero hermoso jardín botánico cuenta con un monte y estanque japoneses, así como el rosedal Cranford Rose Garden, un jardín de hierbas, el Jardín de los Niños y el Conservatorio Steinhard de flores y plantas de interior. En total, cuenta con 52 acres y 12000 variedades de especies vegetales, que van desde un pequeño bonsai hasta un imponente roble. Ofrecen recorridos auto guiado, clases individuales y programas de certificación. Los estudiantes que quieran aprovechar un descuento, deben acercarse con una identificación vigente.

Con una superficie total de 101 hectáreas, el Jardín Botánico de Nueva York es una mezcla de rocas, cascadas, colinas, ríos, bosques, estanques, plantas y, por supuesto, flores. La propiedad es un bellísimo Emblema Nacional y cuenta con una zona interactiva para los más chicos. El restaurado Conservatorio Enid A. Haupt es un invernadero de la época victoriana. No olviden visitar la tienda Shop in the Garden, donde podrán encontrar toda clase de productos, desde libros y cosas para el jardín hasta joyas y productos corporales. El valor de la entrada es más alto en temporada alta, así que visiten el sitio web para más información. Si están interesados en conseguir frutas y verduras frescas, visiten el Mercado de Granjeros que se celebra en el jardín todos los años de junio a noviembre.

Construido en 1903, el Teatro New Amsterdam es uno de los más antiguos de Nueva York. Hogar del Ziegfeld Follies original, el teatro pasó por una oscura época en la que recibió los cuidados mínimos y tuvo que cerrar sus puertas, casi para siempre. Pero durante las obras de renovación de Times Square a principios de la década de 1990, fue comprado por Walt Disney Company, que lo restauró por completo. El teatro reabrió sus puertas en 1997 y fue sede de El Rey Lenón, la obra ganadora del Premio Tony. Las entradas son costosas y cuesta conseguirlas, pero no dejen que esos obstáculos los detengan.

Heckscher Playground, ubicado en Central Park es uno de los campos de juego más antiguo y más grande de la ciudad, con una superficie de casi una hectárea. Este espacio cuenta con las atracciones de siempre como columpios, toboganes y subibajas, además de un gran campo de pasto y seis predios de softball. Además, encontrarán una colina de concreto con una serie de escaleras y túneles, y una fuente en la que pueden jugar los más chicos. En el parque encontrarán baños y puestos de comida, ubicados en el Edificio Heckscher.

Esta estatua de bronce ubicada en Central Park es una atracción muy popular entre los más chicos. Encargada por George Delacorte y esculpida por José de Creeft en 1959, Alicia en el País de las Maravillas es un tributo a la famosa novela de Lewis Carroll. La escultura muestra a Alicia, el Sombrerero Loco, el Conejo Blanco y el Lirón reunidos sobre un montón de hongos. La estatua está diseñada para que los chicos puedan treparse y jugar. Busquen a Alicia en la parte este del parque, al norte de Conservatory Water cerca de la calle 74 Este.

La región peninsular de Coney Island ofrece muchas playas que resultan ideales para escapar del calor del verano. Además de una vista imponente del mar, la playa les permitirá pasear por la costa y acceder a una gran variedad de instalaciones recreativas desde instalaciones deportivas hasta atracciones de parque. La zona es popular entre los turistas y, por consiguiente, está repleta de restaurantes excelentes pensados para todo tipo de paladar. Sin importar si buscan relajarse en la playa o divertirse como nunca, sin dudas pasarán una buena tarde. Si tienen ganas de salir a explorar encontrarán muchas atracciones por la zona.

Con una capacidad de más de 18000 asientos, el Madison Square Garden es el líder indiscutido cuando se trata de entretenimiento en la ciudad de Nueva York. Aquí se realizan espectáculos musicales, deportivos, obras de teatro, cualquier evento en el que se pueda pensar, seguro ha tenido lugar en el Madison Square Garden. El teatro junto al Madison Square Garden también cuenta con una gran cantidad de eventos culturales, uno es ‘Un Cuento de Navidad’, un evento anual. El Madison Square Garden es el estadio local de los New York Knicks de la NBA, los New York Liberty de la WNBA y los New York Rangers de la NHL. Este emblemático lugar tiene una rica historia entreteniendo a la ciudad y es el espacio ideal para eventos grandes en Nueva York.

Aquí se puede caminar por la cubierta de 274 metros del portaaviones Intrepid, más conocido por su papel en la Segunda Guerra Mundial, y ver exposiciones que invitan a la reflexión sobre la aviación, y la exploración espacial y de alta mar. Se puede recorrer un submarino y hacer un vuelo virtual, además de ver aviones antiguos y modernos en exhibición uno al lado del otro. La misión de este histórico museo es honrar a los valientes corazones y crear conciencia entre la gente acerca de la rica herencia de los Estados Unidos. Hay programas y eventos interactivos para todas las edades que garantizan una experiencia educativa y divertida. Goza de impresionantes interiores y unas vistas panorámicas que convierten a este museo en una visita obligada para quienes visiten Nueva York.

El Museo Americano de Historia Natural es una atracción muy famosa y uno de los más grandes museos de historia natural del mundo. El museo alberga una vasta colección de objetos, muestras y exhibiciones, todas apuntadas a revelar los secretos del hermoso mundo de la naturaleza. La visita comienza con esqueletos y réplicas de tamaño real de elefantes, dinosaurios y otras criaturas ya extintas que les darán la bienvenida al entrar por la sala principal. Algunos de los espacios más visitados del museo incluyen el Salón de la biología y la evolución humana, el Salón de los meteoritos, una amplia colección de piedras preciosas, un cine IMAX y los shows de planetario del Centro Rose para la Tierra y el Espacio (con cargo adicional), además de una biblioteca de investigación. El museo ofrece una serie de recorridos grupales y públicos personalizados, así como programas y viajes educativos que permiten a los visitantes explorar las exposiciones en detalle.

Aunque su reinado como destino turístico de verano ha terminado hace tiempo, esta área en la costa sur de Long Island en Queens sigue ofreciendo a los neoyorquinos una bonita playa a la que se puede acceder en metro. Rockaway Beach, un destino popular de la familia en los años 50 y 60, ofrece una visión de la ciudad de Nueva York de antaño. El paseo marítimo ofrece una buena oportunidad para dar un precioso paseo por el mar. Hay que visitar la Iglesia de 1908St. Rose of Lima Church, y tomar nota de la arquitectura clásica de la parada de metro Rockaway.

40 0 7,5,10,6 mejor-para-los-ni-os_EV2-TA11-OA6-MG4 4
Mejor