Búsqueda global

Establece la posición actual
Unirse A
Cerrar Sesión
user image
Mi perfil
Cerrar sesión
While we do our best to ensure the accuracy of our listings, some venues may be currently temporarily closed without notice. Please confirm status on the venue website before making any plans.

Mejores actividades con presupuesto en Nueva York

, 14 Opciones disponibles

En el corazón de Manhattan se encuentra este oasis de praderas y jardines, que se extiende desde Midtown hasta Harlem. Fue creado en 1857 por Frederick Law Olmstead y Calvert Vaux, y tiene una extensión de 341,15 hectáreas. El Central Park goza de una gran cantidad de actividades para hacer, como caminatas, patinaje y ciclismo, y los enamorados se encuentran en la Fuente Bethesda en la Terraza Bethesda. Al norte, los visitantes se maravillan con la arquitectura del Castillo Belvedere, y allí cerca se encuentra el Teatro Delacorte donde se realizan obras de teatro durante el verano. Con el tiempo, el parque se ha relacionado tanto con Manhattan que es difícil disociarlos. También dentro de sus pliegues son otras delicias, como el Centro de Conservación de la Vida Silvestre de Central Park y el Zoo de Central Park), así como el Carrusel, maravillosamente restaurado.

El High Line es un oasis urbano lleno de paisajes hermosos y bien cuidados situados en las antiguas vías del tren elevado que se instalaron como parte del proyecto de mejoramiento West Side en 1929. Las vías del tren elevado inicialmente se extendían 13 millas desde la calle 34th hasta la calle Spring, sin embargo, el extremo sur de las vías fueron demolidas en la década de 1960 para hacer espacio para los constructores. La línea se utilizaba principalmente para el transporte de mercancías a lo largo de Lower West Side (Meatpacking District), pero con la llegada de los vehículos en la década de 1950 y las rutas más accesibles en el lado oeste, el último tren pasó en 1980. A partir de entonces, las vías elevadas se deterioraron y toda la estructura fue casi demolida, pero no todo estaba perdido, ya que algunos benefactores sabios y urbanistas brillantes llamados los Amigos de la High Line guardaron las vías con el propósito de renovar toda la estructura como un bien público al parque. Hoy, en su última encarnación, el parque se extiende desde la calle Gansevoort hasta los patios de ferrocarril en la calle 30th.

Situado en 28 acres de hermosos jardines y bosques, esta institución cultural sin fines de lucro tiene vistas al río Hudson. El Wave Hill está especializado en la exploración de la interacción entre los seres humanos y el medio ambiente. Cuenta con cuatro edificios históricos y cinco invernaderos y ha ganado muchos premios por sus jardines. Su Programa de Artes presenta la obra de artistas contemporáneos y profesionales del paisaje. Se puede participar en programas educativos, horticultura y arte que se realizan en el centro cultural de vez en cuando. Aquí se puede disfrutar de la fiesta de la naturaleza.

Los neoyorquinos aman este parque ubicado en el corazón de Midtown. Con sus bancos franceses, sus jardines de flores coloridas, sus pastizales y sus tantos eventos culturales, el Parque Bryant es un espacio tranquilo en el que podrán tomarse unos minutos para contemplar el mundo. Así llamado en honor al poeta William Cullen Bryan, el espacio en el que se encuentra este parque histórico desempeñó un papel muy importante en la Ciudad de Nueva York. Tras ser designado parque público de forma oficial, la fortuna de este predio se alzó y cayó con el tiempo. La restauración brillante de la década de 1990 transformó este espacio en el bellísimo oasis céntrico que es en la actualidad. Los horarios de apertura del parque durante el mes de marzo fluctuan bastante, así que visiten el sitio web antes de salir de casa.

Heckscher Playground, ubicado en Central Park es uno de los campos de juego más antiguo y más grande de la ciudad, con una superficie de casi una hectárea. Este espacio cuenta con las atracciones de siempre como columpios, toboganes y subibajas, además de un gran campo de pasto y seis predios de softball. Además, encontrarán una colina de concreto con una serie de escaleras y túneles, y una fuente en la que pueden jugar los más chicos. En el parque encontrarán baños y puestos de comida, ubicados en el Edificio Heckscher.

Coney Island, llamado también Rabbit Island, se convirtió en uno de los principales lugares de ocio de la ciudad a finales del siglo XIX y principios del XX, a raíz de la introducción del metro entre Coney Island & Brooklyn. Desde entonces, el área ha sido inundada por centros turísticos y lugares de interés, incluyendo el siempre famoso Luna Park. Tras la caída de la Segunda Guerra Mundial y los años de abandono, el área ha estallado nuevamente y es el hogar de Luna Park, el Acuario y, por supuesto, la playa. Un paseo marítimo de tres millas recorre toda la longitud de Coney Island hasta Brighton Beach. A veces hay un circo, y siempre hay algo extraordinario para ver. Además, no hay que dejar que los meses más fríos impidan una visita, ya que el lugar se encuentra más tranquilo, y las tiendas permanecen abiertas de todos modos.

Aunque su reinado como destino turístico de verano ha terminado hace tiempo, esta área en la costa sur de Long Island en Queens sigue ofreciendo a los neoyorquinos una bonita playa a la que se puede acceder en metro. Rockaway Beach, un destino popular de la familia en los años 50 y 60, ofrece una visión de la ciudad de Nueva York de antaño. El paseo marítimo ofrece una buena oportunidad para dar un precioso paseo por el mar. Hay que visitar la Iglesia de 1908St. Rose of Lima Church, y tomar nota de la arquitectura clásica de la parada de metro Rockaway.

Astoria Park Pool es la piscina más grande de la ciudad, y es un verdadero tesoro de Nueva York. Esta piscina de 100 metros fue diseñada para contener a 3000 personas. Cuenta con una magnífica vista del Puente Triborough, justo en el horizonte, imposible pensar en un entorno más pintoresco para una piscina pública. Durante un abrasador día de verano de Nueva York, hay pocos lugares más deseables donde ir.

Imagination Playground es un espacio revolucionario conceptualizado por David Rockwell de Kodak Theater. El campo de juegos interactivo promueve una filosofía de juego libre que es muy importante para el crecimiento y desarrollo integral de los más pequeños. Los espacios seguros y cercados están equipados con distintos objetos como bloques de gomaespuma, telas, cartones, carretas y cajas de arena que les permiten a los más chicos construir sus propios juegos y juguetes con objetos que a primera vista son desechos, lo que a su vez nutre su mente creativa. Uno de los espacios favoritos de la gente de la zona y los turistas, este es un oasis de recreación rodeado de la urbanización de Burling Slip.

Este es un gran sitio para visitar con niños. El zoológico es pequeño pero cuenta con una gran variedad de animales y una de las colecciones de reptiles más grandes de la zona. También encontrarán un zoológico interactivo que volverá locos a los chicos. El Zoológico de Staten Island solo acepta efectivo.

A un breve paseo en ferry de distancia del Lower Manhattan se encuentra la serena Isla Governors, desde la cual la ciudad parece estar a un mundo de distancia. La isla solo permanece abierta al público en verano, pero si ya han paseado por todas las islas que rodean Manhattan, esta merece una visita. de hecho, hace relativamente poco reabrió sus puertas al público después de 200 años de uso militar estricto. La isla ofrece una vista preciosa del río, Red Hook, Brooklyn, el Puente Verrazano y la silueta de Manhattan. Deberán traer todo lo que vayan a necesitar durante el día porque los servicios y las instalaciones son muy limitados. Hay un segundo punto de acceso desde Brooklyn ubicado en el barrio de Cobble Hill.

14 0 10 mejores-actividades-con-presupuesto_OA8 2

Mejor