Búsqueda global

Establece la posición actual
Unirse A
Cerrar Sesión
user image
Mi perfil
Cerrar sesión
While we do our best to ensure the accuracy of our listings, some venues may be currently temporarily closed without notice. Please confirm status on the venue website before making any plans.

Mejor para los niños en París

, 26 Opciones disponibles

Intenten decifrar el código Da Vinci durante su visita al famoso Museo del Louvre. Contemplen maravillados una colección que abarca varios siglos mientras explorar este espacio histórico. Una recorrida por el museo les permitirá echar un vistazo a la vida de nuestros antecesores y los líderes más importantes del pasado. Son pocos los que saben que el tercer museo más grande del mundo fue la residencia de los reyes y emperadores franceses durante seis siglos. El tamaño y el esplendor del Louvre, que cuenta con más de 35.000 piezas invaluables, son inigualables.

El Jardín de Luxemburgo y el Palais du Luxembourg fueron construidos en el predio donde se encontró un campamento romano original. En 1257 la orden religiosa Chartreux compró las tierras y construyó un monasterio, y más tarde, en 1615, la princesa regente María de Médicis eligió el predio para construir su palacio. Este es uno de los jardines más visitados de toda París. Dada su gran belleza y diseño, es muy frecuentado por estudiantes y los residentes del Barrio Latino. Los más pequeños se suelen divertir paseando en pony, jugando en las hamacas y navegando sus barquitos de juguete en el estanque octogonal. El parque es un punto de encuentro muy querido y de gran popularidad.

Esta basílica romano-bizantina mira apaciblemente hacia Montmartre, uno de los distritos más pintorescos de París. Con un domo distintivo que se alza sobre los tejados, la basílica ofrece el punto panorámico perfecto desde el cual apreciar la ciudad entera. Dentro de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, más conocida como Sacré-Cœur, encontrarán varias cosas muy interesantes, como un mosaico de Jesucristo y una cripta. Encargada por la Iglesia Católica, la construcción comenzó en 1875 bajo el ojo cuidadoso del arquitecto Paul Abadie y fue completada en 1914.

¿Tienen ganas de vivir una aventura tecnicolor? Aquí es donde todas sus fantasías animadas cobran vida. Adventureland es un espacio en el que podrán recorrer los mercados de Agrabah, pero si buscan algo más varonil, crucen el puente de cuerdas y entren a la isla de la aventura, pero háganlo bajo su propio riesgo. Después de un día lleno de actividades, los restaurantes de la zona los harán muy felices. Pidan una mesa en Colonel Hathi's Pizza Outpost o Blue Lagoon Restaurant, o mejor aún, en Restaurant Hakuna Matata. No se vayan sin haber abordado el barquito en el que podrán experimentar un bombardeo, atacar a otros con espadas y cantar "ho ho ho y una botella de ron" al mejor estilo de "Los piratas del Caribe". Llamen al +33 825 30 0222 para más información.

El Parc de la Villette tiene una superficie de más de tres kilómetros y es, antes que nada, un parque al que grandes y chicos vienen a divertirse y relajarse. Con sus cañadas boscosas, un canal que recorre las tierras, escaleras que suben por las colinas que ofrecen una vista preciosa desde la cima y espacios planos ideales para quienes tengan ganas de patinar, el parque recibe muchos visitantes los fines de semana. Los niños de todas las edades están invitados a dasatar la creatividad: jardines de dragones, muchas acrobacias, dunas suaves y mucha neblina se fusionan para crear el entorno perfecto. Quédense el tiempo suficiente en el Jardín de Bambú y oigan el viento que corre entre las plantas e imagínense en el medio de la jungla.

El parque más grande de París originalmente fue un bosque llamado Vilcena que rodeaba Lutèce (el nombre galo de París) y que se convirtió en laa propiedad del Rey en el siglo XI. Tras su destrucción durante la Revolución Francesa, el ejército se instaló en el predio en 1794 y fue recién en 1857 cuando Napoleón III decidió convertirlo en un jardín de diseño inglés, una obra que llevó unos tres años de trabajo. En la actualidad, el parque se ve casi igual que como lo hizo tras las renovaciones: prados amplios, senderos encantadores y una cadena imponente de cascadas, islas y estanques. Los tres lagos, Minimes, Saint Mandé y Gravelle, fueron creados en esa época. Cuando la Ciudad de París se adueñó del parque en 1860, le agregó el Lac de Daumesnil. Los visitantes suelen alquilar botes para recorrer los lagos, explorar el jardín tropical y los templos budista y tibetano, y visitar el Musée des Arts Africains et Océaniens.

El 19no Arrondissement ofrece uno de los cines más fabulosos de París llamado La Géode. El cine ofrece una experiencia cinematográfica surreal que hará que jamás se quieran ir. La calidad de las pantallas 3D y del equipo de sonido es excelente, y las salas están equipadas con todas las amenities modernas. Además de películas, también encontrarán espacios para eventos especiales que recordarán para toda la vida.

26 0 7,5,10,6 mejor-para-los-niños_EV2-TA11-OA6-MG4 3

Mejor