Búsqueda global

Establece la posición actual
Unirse A
Cerrar Sesión
user image
Mi perfil
Cerrar sesión
While we do our best to ensure the accuracy of our listings, some venues may be currently temporarily closed without notice. Please confirm status on the venue website before making any plans.

Mejor desayuno y brunch en San Francisco

, 13 Opciones disponibles

Sin lugar a duda, el desayuno es la comida más importante del día, y nadie lo hace mejor que Sweet Maple. Con un menú repleto de huevos revueltos esponjosos y omelets, carnes, pizzas, sándwiches y mucho más, este desayuno los ayudará a comenzar el día con una sonrisa que durará todo el día. El menú para el almuerzo es igual de impresionante e incluye ensaladas, paninis, hamburguesas y sándwiches Philadelphia, todas delicias que les llenarán el estómago y les reconfortarán el alma. No importa qué elijan, asegúrense de probar el "Millionaire's Bacon", una opción que nunca decepciona. Uno de los favoritos de la gente de la zona, Sweet Maple es el sitio perfecto en el que sentarse a comer algo suculento antes de comenzar un día largo y disfrutar un buen brunch en familia y con amigos.

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, entonces es recomendable tomar un desayuno bien completo. Para experimentar esto, el Pork Store Café es el lugar perfecto. Aunque es un lugar pequeño en cuanto a espacio, las porciones son enormes. Todos los platos que sirven son colosales y, sobre todo, deliciosos. El menú incluye mucha carne. Bueno, después de todo, el lugar se llama Pork Store (tienda del cerdo, en español). El amable personal sirve cosas como jamón, tocino, salchichas, chuletas, todo acompañado con huevos, patatas, tostadas y un sinfín de tazas de café fuerte. Para quienes no disfrutan tanto de la carne, pueden pedir panqueques, omelettes, tostadas francesas, o un revuelto de verduras y tofu. El lugar cuenta con mesas cerca de la ventana y también bancos en la barra, desde donde se puede ver cómo preparan toda esa fabulosa comida.

Este pequeño espacio trae los sabores de la campiña francesa al ajetreado Distrito Mission. Si bien lo dulce, como las tortas, los pasteles, los bollos, las galletas y la pastelería, son el gran emblema de Tartine, es el Croque Monsieur decidídamente salado, generoso y totalmente cubierto de salsa Bechamel el que hace que la gente de la zona vuelva cada vez que tiene hambre. En cuanto al pan, si llegan temprano tal vez tengan la suerte de encontrar una hogaza rústica de campo de la que tanto se habla en el bistró Bar Tartine. ¿No se pueden mantener alejados de lo dulce? Prueben uno de los adorados Morning Buns, un bollo de canela y naranja, o el decadente budín de pan. Solo pidan algo y siéntense a disfrutarlo en la gran mesa comunal junto a los ventanales que van del piso al techo y que miran a la entrada del corredor de la calle 18.

Con un nombre que rinde homenaje a la película de Louis Malle "Zazie dans le Metro", este encantador bistró francés fue votado el "Mejor brunch" en 2007 y propone un menú de delicias francesas y vascas con un toque decididamente californiano. La propietaria y chef Jennifer Piallat utiliza muchas de las recetas francesas de la familia de su esposo, a las cuales con frecuencia le añade un toque de hierbas frescas o vegetales nativos de California. Los platos son bastante simples, pero proponen una complejidad de sabores que dejará satisfecho a todo amante de la buena comida. Sin embargo, algo que se mantuvo exactamente igual desde la partida de la antigua dueña Catherine Opoix es el brunch. ¿Por qué cambiar las tradiciones si las veredas están repletas todos los fines de semana de gente con ganas de saborear su platillo de huevos favorito? Lleguen temprano para conseguir una mesa en el patio, prueben alguno de los vinos más sabrosos y disfruten la tranquilidad francesa en las costas californianas.

Mama's en Washington Square tiene una fila larguísima que los hará esperar media hora en la puerta. Pero una vez que entren y se sienten, prepárense para un gran desayuno que hará que esa espera haya valido la pena. Mama's lleva unos 50 años en el negocio de la comida y ha envejecido con gracia. En el menú encontrarán muchas clases de omeletes y tostadas francesas hechas con distintos tipos de pan. ¡Asegúrense de probar las mermeladas caseras! Mama's también sirve un almuerzo bastante generoso. Prueben el sándwich Monte Cristo, que primero se rellena con pavo, jamón y queso cheddar, luego se lo pasa por clara de huevo y finalmente se lo cocina en la sartén.

En servicio hasta las 4 de la mañana todos los días, este popular restaurante de brunch es donde quieren ser vistos. Con una combinación poco usual de elementos tailandeses tradicionales como el Pad Thai y los langostinos atigrados y los desayunos estadounidenses típicos de panqués y omeletes, el menú de Blackwood es bastante diverso. El clima es muy relajado, la decoración, con asientos cómodos, chimenea y patio, es moderna. Asegúrense de probar los aclamados "stone pots" y el "Millionaire's Bacon".

Creado por un equipo que cree que la cena y el cine son una combinación natural, este restaurante y bar al aire libre crea un ambiente internacionalmente cultural gracias a que proyecta películas de Fellini, Godard y compañía sobre la pared del vecino. Los parlantes que encontrarán al lado de las mesas los harán sentirse como en un viejo autocine en este bistró con inclinaciones francesas, y permite que la película sea el evento principal de la noche o el telón de fondo para una velada inolvidable. Se recomienda hacer reservaciones ya que Foreign Cinema es uno de los participantes más famosos y de moda de la ciudad.

Esta pequeña cafetería ubicada en el corazón de Tenderloin propone un sinfín de deliciosas opciones de desayuno a precios bastante razonables. Los grandes favoritos son los omeletes, los huevos, las salchichas, las papas "Hash Browns" y las demás opciones vegetarianas. Las frutas se presentan de manera maravillosa y se sirven junto con casi todo, y el servicio es muy agradable. También encontrarán sándwiches y otras opciones para el almuerzo. Vengan temprano si quieren evitar las filas.

El 10 de noviembre de 1952, Buena Vista Café expuso a los Estados Unidos al aroma del café Irlandés en la ciudad de San Francisco. Ubicado en Ghirardelli Square y con vista al bellísimo Muelle de Pescadores, este café encantador, según dicen, lleva servidos más de 30.000.000 tazas de este emblema irlandés. En 2008, el café se ganó un lugar en el Libro Guinness de los Récords por haber creado el café irlandés más grande del mundo. Con una historia increíble, este café icónico merece una visita.

Incluso en esos días famosos de San Francisco en los que la niebla lo cubre todo encontrarán una fila en la puerta de Ella's, un restaurante clásico de estilo americano. Los comensales más adinerados prefieren Ella's por sus delicias recién horneadas. Absolutamente todo, desde las masas para tarta hasta los panes de hamburguesa se amasa, estira y cocina en el establecimiento. El menú cambia todas las semanas pero siempre incluye los favoritos de la nación como las hamburguesas y un pastel de pollo que es para chuparse los dedos. También encontrarán bebidas clásicas como Gibson y Manhattan disponibles en el bar. Los sábados y domingos se recomienda que si vienen al brunch, lleguen temprano, ya que los estómagos más hambrientos comienzan a formar fila media hora antes del horario de apertura.

Sears Fine Food es una buena opción ya que ofrece desayunos hasta las 3 de la tarde todos los días a los que se levantan tarde y a los que simplemente aman los panqués suecos con jarable de maple y manteca recién batida. Si vienen a la mañana, prepárense para esperar. Los menús del almuerzo y la cena son igual de apatecibles, y la lista de vinos para acompañar cualquier propuesta es muy buena. La decoración anticuada hace que el el salón remodelado mantenga su encanto, y el personal de servicio también aporta lo suyo.

Este bistró americano contemporáneo es la salvación de todos aquellos a los que les gusta comer tarde y propone una alternativa fabulosa a las opciones más grasosas, que son las que suelen estar abiertas las 24 horas. Este diner moderno tiene un clima retro. Siéntense en los banquillos acolchonados frente a la barra cromada y pidan un batido de chocolate. Ubicado en el barrio de los teatros, a una cuadra de Union Square, Cafe Mason sirve desayunos, almuerzos y cenas a la hora que quieran y a precios asequibles. Los cocineros preparan casi todo de cero, hasta las pastas caseras, los postres, las sopas y las salsas. No hay nada mejor que un plato de panqués de "buttermilk" cubiertos con verdadero jarabe de maple a las 4 de la mañana.

13 0 4 mejor-desayuno-y-brunch_R9 2

Mejor